EFECTO FRENADO

Dr. Ramón Marqués

 

 

Cuando, a nivel cuántico, tiene lugar el colapso de la función de onda, el complejo vibratorio propio de la partícula entiendo que, al mismo tiempo que se transforma en partícula, se manifiesta el efecto frenado del complejo vibratorio de la partícula que interactúa con el movimiento vibratorio del espacio en expansión. 

 

Me explicaré más. Voy a considerar el efecto frenado desde cuatro puntos de vista diferentes:

 

El colapso de onda.

La creación de la inercia y la transformación en partícula.

La transformación en las fuerzas interactivas de la Naturaleza.

El modelo de Universo consiguiente al efecto frenado.

 

1/ El colapso de onda.- La ecuación de Schrödinger, que es algo así como el alma de la teoría cuántica, deja bien claro que el complejo vibratorio cuántico conocido como función de onda, al entrar en contacto con los sistemas de medida o con otro complejo vibratorio adecuado, sufre el conocido colapso de onda. La función de onda sufre el colapso de onda y pasa a comportarse como partícula con su correspondiente masa y propiedades inherentes a la partícula. Entonces sucede que la función de onda en contacto con el receptor adecuado manifiesta también el efecto frenado sobre el movimiento vibratorio general del Universo en expansión. Antes del colapso de onda el efecto frenado existía ya pero de forma virtual, igual que el complejo vibratorio. Y, en consecuencia, es con el colapso de onda cuando se manifiestan una serie de transformaciones básicas para el espacio – tiempo que paso a explicar a continuación.

 

2/ La creación de la inercia y la transformación en partícula.- La inercia está presente en todos los cuerpos materiales, la ley de la inercia es omnipresente en el mundo material. ¿Por qué existe la inercia?. La inercia no existe porque sí. La inercia no existe mientras la función de onda no ha sufrido el correspondiente colapso, o sea mientras no ha sucedido el efecto frenado. El efecto frenado crea una trama nueva, la trama gravitatoria, donde todo tiende a permanecer donde está, en reposo o en movimiento, por la cohesión interactiva de esta trama gravitatoria. Al mismo tiempo lo que antes era sólo vibracional pasa a ser materia. La función de onda se convierte en partícula, o mejor dicho se comporta como si fuera una partícula. Existe pues una equivalencia : efecto frenado, colapso de onda, creación de la inercia y el efecto gravitatorio que le es inherente, y comportamiento como partícula con su correspondiente masa y propiedades inherentes. O sea que el efecto frenado convierte el complejo vibratorio en materia.

 

3/ La transformación en la fuerzas interactivas de la Naturaleza.- El efecto frenado, al que también podríamos llamar torsión – frenado, se produce por un movimiento helicoidal de torsión – aspiración propio del complejo vibratorio que ha de actuar como partícula. De las partículas sabemos que tienen un movimiento rotatorio sobre si mismas al que llamamos espín. Yo entiendo que este movimiento del espín señala, al modo de la punta del iceberg, el movimiento de torsión – aspiración del complejo vibratorio o función de onda. Con en bien entendido que este movimiento de torsión – aspiración, al igual que la función de onda y el espacio vibratorio del Universo en expansión, pertenecen a una realidad indetectable científicamente. Los aparatos de medida científicos, por principio, sólo se pueden detectar la realidad material, es decir la que ya ha pasado por el efecto frenado, no la realidad vibratoria anterior.

Cuando sucede la interacción entre dos complejos vibratorios sucede el colapso de onda a la par que se manifiesta el efecto frenado, o sea un efecto de freno sobre el movimiento vibratorio del Universo en expansión, y ello equivale a la creación de la inercia, de la masa y del comportamiento como partícula, y equivale a todas las fuerzas interactivas de la Naturaleza: gravedad, nuclear débil, nuclear fuerte y electromagnética.

El efecto frenado es la gravedad. El efecto de freno sobre el campo vibratorio del Universo en expansión es la gravedad. El efecto de torsión – frenado sobre el movimiento vibratorio uniforme del Universo en expansión, desde la base inercial de cualquier objeto material, actúa como un movimiento uniformemente acelerado, o sea que es percibido como efecto gravitatorio. El efecto frenado ejerce una fuerza de atracción continua, capaz de originar un movimiento uniformemente acelerado, y que es la gravedad.

Como los habitantes del ascensor, de los que habla Einstein, que perciben el movimiento uniformemente acelerado como gravedad. En el caso del ascensor, dice Einstein, la inercia a permanecer equivale a la gravedad. En mi modelo el efecto frenado es la inercia y la gravedad y, consecuentemente, el ascensor no necesita aceleración alguna, con un movimiento uniforme le basta. En este modelo un símil que también nos puede servir es el de un grupo de patinadores acuáticos arrastrados por una lancha que circula a velocidad uniforme. Seguro que el freno de sus patines les hace sentir pegados al suelo y que perciben algo como un movimiento uniformemente acelerado o como la gravedad. ¡Y cuidado que al reagruparse no choquen unos con otros!.

Más fácil todavía es entender las otras tres fuerzas interactivas. Es que entonces el movimiento de torsión – frenado propio del complejo vibratorio, a distancias muy cercanas, equivale a una de las otras tres fuerzas interactivas: nuclear fuerte, nuclear débil o electromagnética. Lo que de lejos es solamente fuerza gravitatoria, de cerca es una de estas otras tres fuerzas interactivas: nuclear fuerte, nuclear débil o electromagnética. Con lo que, conceptualmente, tenemos perfectamente unificadas las cuatro fuerzas interactivas de la Naturaleza, por lo menos la gravedad con las otras tres.

 

4/ El modelo de Universo consiguiente al efecto frenado.- El efecto frenado comporta un modelo de Universo. Lo micro comporta lo macro, en este caso la forma como se origina y desenvuelve la partícula determina el desenvolvimiento del Universo. Con una coherencia total, el efecto frenado determina el espacio – tiempo, con su movimiento vibratorio del espacio en expansión y con su trama gravitatoria. El movimiento vibratorio del espacio en expansión hace posible el efecto frenado por la acción de torsión – aspiración que los complejos vibratorios ejercen sobre la misma . ¡Con una coherencia total!.

Y hablando de coherencia. Observemos la coherencia de un modelo de Universo donde todo empieza en un punto, el big – bang que empieza en un punto. Para mi es un modelo que no se aguanta. Igual que aquel mito nórdico que dice que el Universo se sostiene encima de la concha de una tortuga. No, ¿verdad?. Incluso si admitimos que el big - bang comenzó en una amplia zona, el modelo basado exclusivamente en las matemáticas resulta frío, materialista y poco intuitivo. En cambio, si les digo que el big – bang empezó a consecuencia de la desestabilización del espacio vibratorio en expansión, con su entramado de pares de partículas – antipartículas, y si les digo que el efecto frenado determinó la trama gravitatoria que es nuestro Universo material, ¿verdad que todo concuerda y es coherente?. ¿Y verdad que todo resulta menos frío, más intuitivo y más aperturista?.

 

HECHOS DEMOSTRATIVOS.- Yo diría que lo que más demuestra el efecto frenado es la coherencia total con todos los hechos. Todos los hechos demuestran la validez del efecto frenado, todo resulta concordante con el efecto frenado y el modelo de Universo consiguiente. Hasta me atrevo a decir que no se pueden entender en profundidad la inercia y la gravedad sin el recurso del efecto frenado y el modelo de Universo consiguiente. Y, si esto es así, ya es mucha demostración, ¿verdad?. Pero pienso que en el futuro  deben ir surgiendo más y más demostraciones y evidencias. Una confirmación importante será la demostración matemática de la concordancia del efecto frenado con el efecto gravitatorio, y la demostración matemática de la concordancia del efecto frenado con una fuerza uniformemente acelerada, equivalente a la gravitación.

Respecto a esto último, la demostración matemática de la concordancia del efecto inercial de frenado con un movimiento uniformemente acelerado que cree gravedad artificial, diré que yo conceptualmente entiendo muy bien esta concordancia:

 

 En un caso, el de la gravedad natural, tenemos que la inercia y la velocidad permanecen constantes (=),  y desde la masa, por el efecto constante inercial, el movimiento se puede interpretar como un movimiento uniformemente acelerado:

energía  =  efecto inercia-frenado de la masa(=)  x  velocidad constante(=)

 

En el otro caso, el de la gravedad artificial, tenemos que la inercia de la masa decrece (¯) a medida de que la inercia a permanecer se transforma en inercia a seguir en movimiento, y la velocidad tiene que ir aumentando uniformemente (­) para conseguir el símil del efecto gravitatorio:

Energía  =  inercia de la masa (¯)  x  velocidad que acelera (­) 

 

O visto de otra forma:

Movimiento uniformemente acelerado = velocidad uniforme x  fuerza constante que acelera

En la realidad frenado = Velocidad uniforme / fuerza constante que frena

Si bien lo uno es lo inverso del otro, entiendo que desde el punto de referencia de la fuerza constante que frena, que somos nosotros, la situación es equivalente a un movimiento uniformemente acelerado.

 

 También citaré unos ejemplos que bien pueden considerarse como demostrativos. Veamos..

 

Ejemplo demostrativo Nº 1.- El efecto frenado explica la inercia que, como sabemos,  lleva implícita al mismo tiempo la gravedad. ¿Porqué existe esta inercia que lleva implícita la gravedad?. ¿Porqué existe la ley de la inercia?. Las cosas no suceden porque sí. El efecto frenado explica perfectamente el porqué la materia tiene tendencia a permanecer en reposo o en movimiento, con la energía que el efecto frenado confiere a su masa la materia tiene tendencia a permanecer en la posición donde está o a seguir el movimiento en el que está inmerso. No habría inercia si no hubiera efecto frenado, ¿porqué tendría un objeto tendencia a permanecer un su sitio si no hubiera algo que le “engancha” al espacio vibratorio?. El efecto frenado viene a ser lo que sujeta la materia  al movimiento vibratorio del espacio en expansión, en un entramado inercial – gravitatorio. El efecto frenado deforma el espacio – tiempo, o dicho de otra forma más concreta y explícita, deforma el campo vibratorio del espacio en expansión. El efecto frenado deforma y de alguna forma “se engancha” a este campo vibratorio del espacio – tiempo. Si no, ¿de dónde saldría la inercia?. ¿Y de dónde saldría la gravedad?, si los cuerpos no tendieran a aglomerarse por este efecto inercial – gravitatorio. Bueno, es que si no existiera efecto frenado, no existiría inercia, ni gravedad, ni masa, ni fuerzas interactivas, ni, por supuesto, materia. ¡Menos mal  que contamos con el efecto frenado!, si no, imagine. 

 

Ejemplo demostrativo Nº 2.- Sabemos que la energía de un cuerpo en movimiento sigue la antigua y sencilla fórmula ya clásica en Física:

                                                       e = ½mv2    

(e = energía del cuerpo en movimiento, m = masa del cuerpo en movimiento, v = velocidad del cuerpo en movimiento. El ½  se refiere al promedio entre la velocidad de inicio en reposo, cero, y la velocidad final).

Intentemos calcular la energía de un cuerpo en movimiento, en este caso la energía de la masa en el movimiento cósmico, la energía de una masa en concreto en su recorrido espacial. Según el modelo de Universo consiguiente al efecto frenado, el entramado gravitatorio, -es decir, la materia del Universo-, se desplaza a la velocidad uniforme de la luz. Si queremos calcular la energía intrínseca de un cuerpo en el movimiento del Universo en expansión sólo tenemos que aplicar la fórmula clásica de un cuerpo en movimiento:

                                                           e = ½ mv2

Pero resulta que, como se trata de un movimiento uniforme, no debemos considerar principio ni final y debemos prescindir del ½ . Y resulta que v, en este caso, es igual a c, la velocidad de la luz. O sea que tenemos, nada menos que:

                                                            e = mc2

Con lo que podemos decir que a este modelo de Universo los cálculos le salen.

 

Ejemplo demostrativo Nº 3.- El efecto frenado, en cierta forma, resuelve el enigma partícula – antipartícula. Resuelve, por lo menos en una parte que es fundamental, éste y muchos otros enigmas. Pero vayamos al fenómeno partícula- antipartícula. Como un auténtico milagro, cuando chocan una partícula con su antipartícula, ambos desaparecen. Si esto no es un milagro, ¿qué es un milagro?. Los físicos especialistas de partículas se han acostumbrado a este hecho, al hecho de la materia – antimateria cuyo contacto comporta la desaparición, pero no tienen por esta desaparición una explicación convincente. El efecto frenado clarifica la situación. Veamos:

El efecto torsión - frenado de la partícula conecta con el efecto torsión – frenado de la antipartícula, que tiene sentido inverso, y ambos se anulan, anulan su propio efecto frenado. Y, por definición, se hacen invisibles e indetectables, indetectables por los procedimientos científicos. Se sabe que continúan existiendo y que circulan apareadas pero son indetectables, como si de fantasmas se tratara. Nosotros sólo podemos percibir, y los científicos detectar, a través del efecto frenado, el que materializa.

En el contacto - choque partícula – antipartícula el efecto frenado para ambos queda anulado. Hasta que, como comprueban los físicos especialistas de partículas, se aplica una energía suficiente, que es cuando se interfiere y rompe esta conexión partícula – antipartícula. Entonces ambas, con su efecto frenado disponible, vuelven a materializarse, es decir a hacerse detectables a través de su efecto frenado.

El efecto frenado explica el misterio, o el milagro, de la aparición – desaparición de las partículas – antipartículas.

 

Ejemplo demostrativo Nº 4.- Proporciona una idea clara respecto a si el gato de Schrödinger está vivo o muerto. La situación se resuelve cuando tiene lugar el efecto frenado en el aparato detector. El efecto frenado materializa la situación. Si no se manifiesta el efecto frenado el fotón o la partícula radioactiva, simplemente, no actúa, no es material, es  una función de onda indetectable si no es por el efecto frenado que tiene lugar en el aparato detector o en otro medio adecuado. No es necesaria la participación de la consciencia humana.

Otra cuestión es cómo percibimos nosotros la realidad a través de la consciencia. Desde luego no percibimos la realidad tal como es. La realidad llega a nuestra consciencia de un forma codificada, no percibimos el complejo vibratorio ni el efecto frenado, percibimos un arreglo consensual humano de la realidad, que no tiene porqué ser igual en todos los seres vivientes que pueden codificar la realidad de forma diferente. Así que no sabemos como la percibiría exactamente el gato de Schrödinger, aunque suponemos que de mal agrado, eso sí. Sin la participación de nuestra consciencia no hay el arreglo consensual humano, pero el efecto frenado sigue y no necesita de la participación de nuestra consciencia. Y el gato estará o bien  vivo (salvo complicaciones, claro) o bien muerto, dependiendo del efecto frenado, de si tuvo lugar o no tuvo lugar, o en qué sentido tuvo lugar. Y  así resulta verdad que, como dijo Einstein, la luna no necesitó de ningún cánido ni ser viviente que la observara en la noche para comenzar a existir.

Ponencia presentada en el Congreso 2005, en la Universidad Iberoamericana de México, 1-IV-05

Volver