LA TUMBA DE JESÚS 

Jacobovici y Pellegrino, autores de "La tumba de Jesús y su familia", aportan muchas pruebas y razones por las que la tumba que ellos investigaron en Jerusalén, en el barrio del Talpiot, es la  tumba auténtica de Jesús. Nosotros podemos añadir una nueva, que creemos importante. Es a través del abate Saunier, de su código podríamos decir.
 Es bien conocido que el abate Saunier, el cura de Rennes le Chateau, debió descubrir asuntos importantes que le hicieron rico y poderoso a costa de silenciarlos. La villa Betania, la torre Magadala y la iglesia de la Magdalena, construcciones que él mandó edificar y que son motivo de visita turística, dan testimonio inequívoco de ello.
El abate Saunier guardó silencio pero se vio impelido a dejar ciertas pistas. Los mismos nombres de villa Betania, torre Magdala e iglesia de la Magdalena, ¡el altar de Sta. Magdalena, como representación simbólica de la viuda de Jesús!, y los símbolos o anagramas que les explicamos y mostramos a continuación.
En la entrada de la tumba de Jesús se aprecia claramente el símbolo de una V invertida y un círculo dentro. Este mismo símbolo o anagrama se repite con la misma claridad en la portada de la iglesia de la Magdalena dos veces. Y en la misma portada, si consideramos la puerta de entrada de la iglesia como un círculo, otra vez, y esta portada llama la atención por su casi estridente V invertida, como si de una iglesia de estilo gótico se tratara, que no lo es. Como les mostramos:

 

 

 

 

Nosotros consideramos adorable la figura de Jesús, pero nos basta saber que resucitó el primer día cuando expiró en la cruz, y así lo consideramos más humano y cercano al hombre del siglo XXI.

Ramon Marquès. 04-X-2007

Volver